SpaceX se encargará de desorbitar la Estación Espacial Internacional

La NASA ha elegido a SpaceX para desarrollar el vehículo que desorbitará la Estación Espacial Internacional al final de su vida útil en 2031.

SpaceX, protagonista del desorbitado de la EEI

La NASA ha seleccionado a SpaceX como la empresa responsable de desarrollar la nave espacial que se encargará de desorbitar la Estación Espacial Internacional (EEI) una vez finalice su vida útil, prevista para el año 2031. Este nuevo contrato multimillonario refuerza la relación entre ambas entidades y supone un paso crucial en el plan de “jubilación” del laboratorio espacial.

Detalles del acuerdo:

  • SpaceX recibirá 843 millones de dólares por el desarrollo del vehículo desorbitador.
  • La NASA será la propietaria de la nave y la operará durante la misión.
  • El diseño y las características técnicas del remolcador aún no se han revelado.
  • Se espera que la nave espacial se destruya junto con la EEI durante el reingreso a la atmósfera.
  • La hoja de ruta para el desorbitado de la EEI

La desorbitación de la EEI es un proceso complejo que se llevará a cabo en varias etapas:

  • 2026-2028: Reducción gradual de la altitud de la EEI.
  • 2030: Retirada de equipos y de la última tripulación.
  • Enero de 2031: Reingreso a la atmósfera y desintegración en el Punto Nemo del Océano Pacífico.

La importancia de la colaboración internacional:

La desorbitación segura de la EEI es una responsabilidad compartida por las cinco agencias espaciales que han participado en su construcción y operación: NASA, ESA, JAXA, CSA y Roscosmos. La elección de SpaceX como socio para esta misión clave demuestra el compromiso de estas agencias con la cooperación internacional en la exploración espacial.

Un futuro prometedor para la exploración espacial

Con la desorbitación de la EEI en el horizonte, las agencias espaciales ya están planificando el futuro de la exploración espacial. Se espera que la Estación Espacial Lunar Gateway, actualmente en desarrollo, se convierta en el próximo puesto de avanzada humana en el espacio. Además, la exploración espacial profunda y la búsqueda de vida extraterrestre siguen siendo objetivos prioritarios para las agencias espaciales de todo el mundo.

El desorbitado de la EEI marca el final de una era, pero también representa un nuevo comienzo para la exploración espacial. Con la colaboración internacional y la innovación tecnológica, el futuro de la humanidad en el espacio es más brillante que nunca.